martes, 10 de abril de 2012

Málaga ¿ciudad accesible?

Imagen: Logotipo de Málaga Ciudad Genial
La ciudad de Málaga es uno de los destinos turísticos más conocidos y reconocidos por su esfuerzo por implantar la accesibilidad en su arquitectura, espacios urbanos y servicios públicos. Buena prueba de las acciones promovidas en la ciudad, son el Premio Cermi 2010 a la mejor acción local o autonómica por su iniciativa 'Málaga ciudad accesible', y el Premio Reina Sofía de Accesibilidad Universal concedido por el Real Patronato de la Discapacidad. El Ayuntamiento desde su Área de Accesibilidad, trabaja para hacer que la ciudad sea visitable por todos; para ello realiza actuaciones tan variadas como la edición de los dos volúmenes de la Guía de Itinerarios Accesibles en el Centro de Málaga, la instalación en el espacio urbano de mapas de la ciudad en relieve y sistemas de comunicación alternativa para las personas con discapacidad visual y auditiva, o la más reciente que consiste en la edición de una Guía para Semana Santa en formato de video interpretado en lengua de signos y locutado

Con todo ello, parece que con independencia de las características personales de cualquier persona, la visita a la ciudad será todo un éxito. Con estas expectativas me dirigí a una de las principales Oficinas de Información y Turismo de la ciudad, con el fin de conocer de primera mano los aspectos de interés del turismo accesible en la ciudad. Os voy a relatar brevemente lo ocurrido:

Me dirigí a la zona de mostrador accesible para usuarios de sillas de ruedas, confiada en que la persona que atendía al público en este lugar, sería la más indicada para resolver mis dudas sobre la accesibilidad de los recursos turisticos. La trabajadora en cuestión, empezó a buscar un listado que otra persona había elaborado con la información de la accesibilidad de Málaga. Al no encontrarlo le preguntó a un compañero, que la remitió a la web para buscar la información, y de palabra me comentó que casi todos los lugares están adaptados para las sillas de ruedas, haciendo hincapié en los principales monumentos. Al darme cuenta de que como es habitual, habían identificado accesibilidad con usuarios de sillas de ruedas, les pregunté por las medidas de accesibilidad para personas con deficiencia visual o auditiva. En este caso la persona que atendía el mostrador me contestó que para “sordomudos” tenían unas guías especiales en lengua de signos, rápidamente fue a buscarlas y las encontró bajo una gran etiqueta que nuevamente las catalogaba como “sordomudos”. Las sorpresas continuaron cuando me las enseñó, ya que pudimos ver que las baterías no estaban cargadas por la falta de uso, y me especificó que debíamos llamar antes de ir para poder utilizarlas. Ya por último, le pregunté donde podría consultar la Guía de Semana Santa en video interpretado en lengua de signos y locutada, a lo que me comentó que no sabía que existiese dicha guía. 
A la vista de lo sucedido, no puedo más que entristecerme al ver como los esfuerzos en materia de accesibilidad realizados y publicitados, quedan en el aire por la falta de formación del personal y de información al usuario. De todo lo ocurrido extraigo las siguientes conclusiones:

- El turismo accesible es un proceso cuyo éxito depende de la adecuada coordinación entre sus partes, cualquier interconexión puede provocar el fracaso de todos los esfuerzos realizados.

- Las personas con discapacidad deben realizar un mayor esfuerzo que los visitantes sin necesidades específicas, para conseguir una información turística fiable; y en todo caso, deben contrastar los datos que se les ofrecen.

- De igual modo, las personas con necesidades específicas deben planificar sus viajes con antelación, con el fin de asegurar que los medios técnicos ofertados estén disponibles.

- El personal de atención al público debe recibir formación específica en el trato a personas con discapacidad, y por supuesto, conocer la información a transmitir en materia de accesibilidad.

Por todo ello, creo que a pesar de los reconocibles esfuerzos que la sociedad va realizando, aún queda mucho para que la accesibilidad universal sea una realidad que permita a cualquier individuo realizar una actividad turística autónoma. Desde aquí quiero animar a la ciudad de Málaga a seguir con su labor en materia de accesibilidad, perfilando su trabajo y cuidando los detalles para que su objetivo "Málaga ciudad accesible", sea una realidad cada vez más completa y cercana. 


Escucha este Post Escucha este post

2 comentarios:

  1. Primero, felicitaros por el blog. Su título ya demuestra el plantemiento fantástico y bien entendido sobre la dirección que debe tomar el turismo.

    Segundo, comentar que no hay cosa que me de más rabia que ver como se tiran adelante iniciativas buenas y no se informa a nadie. tal y como comentas, porqué nadie estaba informado de la accesibilidad real de las instalaciones.

    tercero. invitaros a que os unáis al grupo de turismo accesible que tenemos en Facebook https://www.facebook.com/groups/87256486078/ si os interesa hablar de la temática. Actualizamos recursos, colgamos noticias y hablamos del tema. de momento ya somos 547 usuarios.

    un saludo!

    Sergi

    ResponderEliminar
  2. Hola Sergi, nosotros también te seguimos, veo que tenemos intereses comunes. Gracias por la invitación a facebook, allí estaremos a partir de ahora. Un saludo!!

    ResponderEliminar

Nos gustaría conocer tu opinión a través de un comentario.