viernes, 5 de octubre de 2012

Algunas ideas para mejorar la accesibilidad cognitiva en los pasos de peatones I.

Pictograma de persona con necesidades cognitivas especiales
Imagen: Pictograma persona con
discapacidad intelectual
En la entrada anterior hablamos de la accesibilidad en el medio urbano como uno de los factores claves del turismo accesible. Actualmente, la accesibilidad en este espacio y en la edificación son los dos campos más desarrollado por la legislación, que se centra en la adecuación para su uso por las personas con discapacidad física y sensorial. Pero, ¿qué ocurre con las personas con dificultades cognitivas? ¿Se está haciendo algo por facilitar la comprensión u orientación en el espacio urbano?


La respuesta a estas preguntas la encontramos en el documento “Accesibilidades y capacidades cognitivas”, editado en el marco del Proyecto "Accesibilidad Urbana considerando las Capacidades Cognitivas", realizado por la Fundación ONCE y otras entidades del ámbito de la discapacidad. Tras su lectura, nos ha quedado la impresión de que está todo por hacer, aunque sí existen unas directrices generales para facilitar la comprensión del entorno urbano a las personas con discapacidad intelectual.

Nosotros queremos compartir hoy en nuestra experiencia particular al realizar desplazamientos urbanos en compañía de algunas personas cuyas necesidades cognitivas requieren de un apoyo especial. Nos vamos a centrar en las cuatro dificultades surgidas a la hora de cruzar la calzada a través de un paso de peatones sin semáforo, así como en las posibles actuaciones que podrían repercutir positivamente en su accesibilidad.



Las cuatro dificultades detectadas son:
1º Localización de los pasos de peatones
2º Visualización del límite entre acerado y calzada
3º Gesto de mirar a ambos lados antes de cruzar
4º Actitud de los conductores

1º Localización de los pasos de peatones
La primera dificultad la encontramos al caminar por la acera y tratar de localizar la ubicación de los pasos de peatones. A pesar de que los itinerarios previamente entrenados reducen este problema, siempre sería positivo facilitar su localización en el acerado por medio de algún sistema complementario a la señalización del paso de cebra en la calzada. 

Para ello, a nivel de pavimento podrían ser válidas las franjas señalizadores de distinta textura dispuestas para las localización de los pasos por las personas ciegas, aunque serían mucho más útiles si su color contrastase con el del resto del pavimento del acerado. Este contraste cromático no se usa en Córdoba pero sí en otras ciudades, y de ello se beneficiarían no sólo las personas con discapacidad intelectual, sino también aquellas que tengan restos de visión. 

Vista de acerado con coches aparcados en cordón y vado con bandas señalizadoras de diferente textura pero poco contraste.
Imagen: Vado con bandas señalizadoras
 de diferente textura pero poco contraste
.


Vista de paso de peatones con vado de color rojo contrastado con el pavimento gris del resto del acerado.
Imagen: Vado con pavimento de distinta
textura y color

También sería útil la disposición de señales verticales con una buena visibilidad para el peatón, similares a las que en ocasiones se disponen para alertar a los vehículos. Si os fijais en la imagen que os mostramos,  el pictograma es bastante aclarativo, tanto por la expresividad de su dibujo como por el contraste de color con el resto del medio urbano.


Vista de acerado y calzada con paso de peatones señalizado verticalmente con panel circular de color amarillo con dibujo de piernas y pies andando
Imagen: Vado para peatones señalizado verticalmente


Hasta aquí vamos a llegar por ahora, dejamos la segunda, tercera y cuarta dificultad para próximas entradas, ¡os esperamos!

Escucha este Post Escucha este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión a través de un comentario.