martes, 20 de noviembre de 2012

Los usuarios comprueban la accesibilidad ofrecida por Renfe.

Trazado viario en paralelo a la costa
Imagen: Trazado viario en paralelo a la costa
En la entrada anterior, detectamos aspectos muy mejorables en la regulación del transporte por carretera que realiza el Real Decreto 1544/2007. Ahora bien, la norma regula diferentes medios de transporte, y en algunos de ellos, la práctica real ha obtenido resultados bastante mejores que en el autobús interurbano. 
Nos referimos al transporte ferroviario, cuya mejora en accesibilidad es fruto de la combinación de las exigencias de la normativa con la apuesta empresarial de implantar la accesibilidad como un factor de calidad. Renfe ha realizado una clara apuesta por mejorar la accesibilidad de sus estaciones y su material móvil, anticipándose inusualmente al cumplimiento de los dilatados plazos recogidos en la ley. Esta apuesta ha sido correspondida con un aumento creciente del número de personas con discapacidad que han utilizado los servicios específicos que se han ofertado para ellos. Hay que tener en cuenta que según el documento Hábitos y actitudes hacia el turismo de las personas con discapacidad física, con anterioridad al año 2004, en torno al 70% de las personas que utilizaban silla de ruedas no recurrían nunca al tren como medio de transporte. 

Este incremento de usuarios con necesidades específicas, hacen que las mejoras introducidas en estaciones, material móvil y atención al usuario, sean puestas a prueba y testadas de manera real, lo que permite detectar carencias y mejoras por las que Renfe debe seguir trabajando. Os exponemos a continuación, una serie de demandas que hemos recogido en referencia a diferentes series de trenes de alta velocidad y larga distancia. Os recordamos que en entradas anteriores ya hemos hablado de los trenes de cercanía

En los trenes de Renfe, hay diferentes tipologías de plazas reservadas para personas usuarias de silla de ruedas, en concreto nos vamos a referir a las que tienen las siguientes características: 

  • dos plazas contiguas para que los pasajeros viajen sentados en su silla, con posibilidad de anclaje de la silla a pared con anclaje de tres puntos.
  • dos plazas contiguas equipadas para que los pasajeros puedan elegir entre viajar sentados en su silla anclados al suelo, o en dos asientos abatibles reservados para tal fin. 

En ambos casos los usuarios demandan  la necesidad de completar la oferta, de modo que las plazas queden equipadas con los elementos descritos a continuación: 


A- El espacio de anclaje para las sillas debe complementarse siempre con asientos alternativos, que permitan
 la opción de viajar sentado en propia silla o en un asiento convencional. 

B- Disposición contigua a las plazas reservadas, de asientos destinados para acompañantes, ya que las personas usuarias de sillas de ruedas no tienen porqué viajar solas. Esta mejoraría la inclusión, además de ser absolutamente necesario en caso de que el pasajero sea un niño, necesite asistencia frecuente o vigilancia. La actual falta de estos espacios lleva a los acompañantes a tener que realizar el viaje en precarias condiciones, ya sea sentado en una maleta o de pie. 

Además sería conveniente: 

C- Butacas similares a las del resto de pasajeros, ya que las reservadas son más pequeñas e incómodas. 

D- Es necesario disponer de manera contigua a la plaza reservada, de un espacio específico para guardar la silla de ruedas mientras que el viajero va sentado en la butaca. La falta de este espacio dificulta la movilidad de la persona en dos sentidos: primero porque se obstaculiza el espacio de circulación común por la colocación de la silla en este lugar, segundo porque al viajero debe tener la silla próxima por si quiere utilizarla para desplazarse por el interior del tren o la necesita con motivo de una evacuación.


E- Sustituir el sistema de anclaje de la silla al suelo, por el sistema de anclaje de tres puntos a pared. La generalización del sistema de pared lograría una mayor independencia y movilidad del usuario, eliminando la inmovilización, dependencia e incapacitación que provoca el anclaje a suelo. Os mostramos unas imágenes de los dos sistemas de anclaje, que aunque no pertenecen a trenes de larga distancia, nos sirven para ilustrar las posibilidades de anclaje que Renfe ofrece en sus trenes. 



Anclaje a pared con cinturón superior y dos ganchos inferiores
Imagen: Espacio reservado con
anclaje de tres puntos



Espacio reservado delante de asiento plegable con guías de anclaje a piso.
Imagen: Espacio reservado delante de asiento
plegable con 
guías de anclaje a piso.

Para saber si Renfe tiene previsto solucionar los problemas que los usuarios han detectado, vamos a consultar su Plan de Accesibilidad Universal, donde se recogen las actuaciones que la entidad ha desarrollado a partir de 2007, así como su apuesta de futuro. Los resultados de esta investigación os los mostraremos en la próxima entrada, ¿creéis que Renfe en su apuesta empresarial por la accesibilidad, dará una respuesta eficaz a los problemas detectados por sus usuarios? Muy pronto lo sabremos.

Beatriz Alcántara
Fran J Reina


Escucha este Post Escucha este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión a través de un comentario.