lunes, 8 de abril de 2013

El patrimonio cultural y el turismo accesible

Persona usuaria de silla de ruedas paseando por la parte superior de la Muralla de Ávila
Imagen: Turismo cultural accesible
 en la Muralla de Ávila
El creciente interés de la sociedad por conocer nuestro pasado y orígenes, ha derivado a lo largo de los años en un consumo de patrimonio cultural a través de los viajes realizados durante las vacaciones. Los beneficios económicos obtenidos han propiciado el auge del turismo cultural.


Según el estudio del 2011 Turismo Cultural de Turistas Extranjeros, elaborado por el Instituto de Turismo de España (TURESPAÑA), un 17% del total de turistas recibidos en 2010 visitaron nuestro país atraídos por la cultura española. El estudio pone de manifiesto que de 2005 a 2011, los turistas por motivo cultural se incrementaron en un 90%, mientras que el total de turistas solo lo hizo en un 1’4%. El estudio también resalta que un 52% del total de turistas y un 61,7% del total que viajaron por ocio, recreo y vacaciones, realizaron algún tipo de actividad cultural durante su visita. A esto contribuye el que España sea el segundo país del mundo con mayor número de bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, solo por detrás de Italia.

Tal y como las cifras indican, el auge del turismo cultural en los últimos años ha sido relevante, esperándose resultados similares dentro del turismo accesible. Según datos de la consultora IPK International, la población con movilidad reducida y otra discapacidades físicas de Reino Unido y Alemania, gastan cerca de 5.000 millones de euros al año en viajes. Según la misma fuente, los ciudadanos de Estados Unidos con discapacidad o movilidad reducida gastan cerca de 10.000 millones de euros en viajes cada año. Estos datos corroboran la potencialidad del turismo accesible y justifican el aumento de la oferta que se está produciendo.

Como ya sabéis, el turismo accesible implica la accesibilidad de cada uno los entornos y servicios que conforman la actividad turística. Debido a ello, para que el turismo cultural accesible sea una realidad, es necesario que el patrimonio cultural se adapte a las necesidades de la actividad económica en la que se encuentra inmerso a la vez que mantiene sus valores histórico artísticos. Conscientes de ello, la Oficina Técnica de Patrimonio y Formación Almagre, se ha interesado en la formación de profesionales especializados en la accesibilidad al patrimonio cultural. Este es el primer paso para sentar las bases de un recurso turístico accesible de gran potencia, y esperamos que el éxito de su propuesta sea un buen presagio para la economía del sector.


Escucha este Post Escucha este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión a través de un comentario.