miércoles, 15 de mayo de 2013

Algo más sobre exposiciones culturales accesibles.

Continuamos dándoos a conocer parte de los contenidos del Curso Accesibilidad al Patrimonio Cultural que se va a impartir próximamente. Vamos a seguir con los criterios para la selección de objetos a incluir en una exposición. En entradas anteriores ya mencionamos algunos requisitos de accesibilidad que benefician al conjunto de visitantes; hoy vamos a centrarnos en los aspectos a tener en cuenta para que el contenido de nuestra exposición sea accesible a las personas con necesidades visuales y cognitivas específicas. Para ello, debemos:

1º Incluir objetos que se puedan tocar, aunque se trate de objetos patrimoniales alternativos con similar material y textura. 
La capacidad de comunicación de los objetos a través del tacto será de interés para todos los visitantes e imprescindible para las accesibilidad al conocimiento de las personas ciegas o con resto de visión, que podrán percibir a través del tacto la textura , forma y detalles del objeto. Los objetos que puedan tocarse deben ser sólidos, resistentes al desgaste y estar bien anclados al mobiliario para evitar su caída o dificultad de localización. Iniciativas como esta ya están disponibles en el Victoria and Albert Museum.

Conjunto de personas apreciando a través del tacto los objetos expuestos en el Victoria and Albert Museum.
Imagen: Exposición de objetos táctiles en Victoria and Albert Museum


2º Incluir réplicas o adaptaciones en formato táctil de los espacios y objetos más representativos. En el caso de exposiciones de pintura, la réplica en formato táctil representa la composición y texturas de la obra original. Este sistema permite a las personas con deficiencia visual la apreciación de las obras pictográficas, que a diferencia de los materiales tridimensionales, no pueden ser apreciadas en su totalidad a través del tacto. Las imágenes inferiores procedentes del Art Insitute Chicago, muestran una obra y su réplica táctil, en la que además se incluyen unas anotaciones en sistema Braille sobre los principales datos de la obra.
La obra La Terraza de Renoir, repre sentana una mujer y una niña sentadas con un canasto de flores delante de una barandilla. En un plano posterior se ve un campo con arbolado y zona de agua.   Plancha con la reproducción táctil tridimensional de la obra pictórica. Se diferencian distintos planos y texturas.

3º Incluir escenografías que reproduzcan espacios y costumbres de edificios y yacimientos arqueológicos.  Estas ambientaciones  facilitan la comprensión histórica de los contenidos a las personas con necesidades cognitivas específicas, los niños, y el público en general. Ejemplo de ello lo tenemos en el Parque Arqueológico de Aubechies en Bélgica. 

Escenificación del oficio de alfarero en una reproducción de vivienda de la época.
Imagen: Ambientación en el Parque Arqueológico de Aubechies.

¿Te han parecido interesantes las recomendaciones que te proponemos? ¿Crees que tus exposiciones pueden mejorar en calidad y número de visitantes?Puedes saber más a través del Curso Accesibilidad al Patrimonio Cultural organizado por Almagre e impartido por los autores de este blog. ¡Te esperamos! 

Escucha este Post Escucha este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión a través de un comentario.