viernes, 13 de junio de 2014

Residentes de ACPACYS comienzan el análisis de accesibilidad.


De izquierda a derecha  Ana, Manuel, Mª del Mar y Virtudes junto al logotipo de ACPACYS.
Imagen: De izquierda a derecha los participantes de ACPACYS Ana, Manuel, Mª del Mar y Virtudes.

Ana, Manuel, Mª del Mar y Virtudes han salido a la calle los pasados días 12 y 26 de de Mayo, para hacer una toma de datos sobre el estado de accesibilidad urbana del entorno en el que residen. Todos ellos residen en la Asociación cordobesa de parálisiscerebral y otras afecciones similares (ACPACYS) y han sido los primeros participantes del Proyecto un Barrio para Todos. Os recordamos que este proyecto tiene entre otros objetivos, mejorar la participación de las personas con discapacidad en el medio urbano y promover su participación en la toma de datos y valoración de la accesibilidad de su barrio.



Los participantes aprovechan la sombra al comienzo de la toma de datos.
Imagen: Comienzo del recorrido. Buscamos la sombra junto a la puerta de ACPACYS.


Las salidas se han realizado a las cinco de la tarde, sin que la hora ni el calor del mes de mayo cordobés hayan frenado su interés y deseo de participar de manera activa para mejorar su autonomía personal. Tras planificar el itinerario y el modo de trabajo a seguir, comenzamos el análisis desde la misma puerta de la Asociación ACPACYS. Para nuestra toma de datos contamos con la ayuda de las fichas de cumplimiento de la normativa de accesibilidad andaluza adaptadas para el proyecto “Un Barrio para Todos”. En las imágenes contiguas podemos ver algún ejemplo de estas fichas, que recogen de manera sencilla la complejidad de cifras y datos exigidos por la reglamentación.


Representación gráfica de un vado de peatones junto con cuestionario de cumplimiento de normativa.
Imagen: Fichas adaptadas al proyecto de la normativa sobre accesibilidad en vados de peatones.

La zona del Distrito Noroeste de Córdoba que rodea las residencia de ACPACYS es conocida como el Barrio de la Arruzafilla. Fue edificado durante los años 90, en paralelo a la aprobación de las primeras normativas andaluza y cordobesa de regulación de la accesibilidad. El diseño urbano del barrio con calles anchas y acerados amplios, hace que la primera percepción del barrio sea de un espacio con buenas posibilidades para el desplazamiento autónomo de personas usuarias de silla de ruedas. Otro aspecto positivo en la actualidad, son las intervenciones puntuales que el Ayuntamiento ha realizado a lo largo del tiempo para mejorar la accesibilidad.

Todo ello ha dado lugar a un entorno urbano transitable para las personas residentes del barrio usuarias de silla de ruedas, pero no accesible en su totalidad. Es decir, las personas que se mueven por allí de manera habitual, saben que camino deben coger para poder ir a los distintos lugares de interés; pero una persona que no conozca la zona, sin duda encontrará problemas de accesibilidad en su desplazamiento. 

El paso de peatones sin vado rebajado hace que el cruce por ese lugar sea imposible para las personas usuarias de silla de ruedas.
Imagen: Ana, Virtudes y Manuel ante uno de los obstáculos más significativos del barrio.

Conscientes de esta realidad Ana, Manuel, Mª del Mar y Virtudes están impacientes por llevarme a los puntos conflictivos que limitan sus recorridos diarios. Ellos circulan con silla eléctrica, lo que les da una mayor autonomía sobre las sillas manuales a la hora de salvar los pequeños desniveles existentes en los vados de peatones. A pesar de poder superarlos, no pueden menos que experimentar un desagradable traqueteo que les sacude de manera continua a lo largo de su desplazamiento, prueba de ello es el vídeo expuesto a continuación. 







Me refiero a los pequeños rebordes que las normativas del momento permitían entre el nivel del acerado rebajado y la calzada, hasta 2 centímetros de desnivel, que para algunos es insalvable y para todos es incómodo. Por fortuna la nueva reglamentación marca la obligatoriedad de que desaparezca este desnivel, tal como ya se ha hecho en otros lugares de Córdoba. 

Imagen de persona usuaria de silla de ruedas justo antes de superar el desnivel.
Imagen: Desnivel entre acera y calzada en vado de peatones.

Estamos seguros de que el Ayuntamiento será sensible a las peticiones de mejora de accesibilidad expresadas por los usuarios de las asociaciones de personas con discapacidad que cada día recorren la zona. Aún nos queda mucho por contaros de estas salidas, además de seguir recorriendo y analizando el barrio, así que en próximas entradas os iremos contando.

Quiero agradecer a Antonio Bueno su participación en las salidas para la toma de datos, descubrimos su buen manejo con el metro que complementa su potencial humano que ya conocíamos. Gracias!!

Escucha este Post Escucha este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinión a través de un comentario.